Según una investigación las ballenas aprenden el mismo idioma que los delfines

Una ballena que vivía cerca de una manada de delfines nariz de botella ha aprendido a hablar su idioma, según una nueva investigación.

Dos meses después de que la ballena beluga fue introducida en una nueva instalación junto con los delfines, los científicos descubrieron que comenzó a imitar sus silbatos.

La ballena de cuatro años de edad fue trasladada en 2013 para vivir en el delfinario de Koktebel en Crimea, con detalles del descubrimiento reportados en la revista científica Animal Cognition.

Y a medida que la ballena aprendió a comunicarse en el lenguaje de los delfines, los científicos descubrieron que la ballena comenzó a perder su propio idioma.

“Dos meses después de la introducción de la beluga en una nueva instalación, descubrimos que comenzaba a imitar silbatos de los delfines, mientras que un tipo de llamadas propias parecían desaparecer “, dijo la investigadora Elena Panaova, de la Academia Rusa de Ciencias de Moscú.

Añadió: “Mientras que las imitaciones de silbatos de delfines eran regularmente detectadas entre las vocalizaciones de la beluga, sólo encontramos un caso en el que los delfines producían llamadas cortas que se asemejaban a las de la beluga”.

Los investigadores han grabado actualmente más de 90 horas de audio de la ballena comunicándose como los delfines.

En general, los delfines se comunican usando dos tipos de sonidos,”silbidos” y “clics”. Los clics son usados para sentir su entorno a través de la ecolocalización, mientras que ellos usan silbatos para comunicarse con otros miembros de su especie, que es lo que la ballena estaba imitando.

Las ballenas beluga son altamente inteligentes y se sabe que imitan a la gente. En 2012 una beluga comenzó a hablar con similitudes a los patrones del habla humana, indicando que la ballena estaba tratando de hablar con sus captores humanos.

Sin embargo, los investigadores argumentan que este caso es más pionero porque la ballena ha renunciado a hablar “beluga” para adaptarse a los delfines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *